1000 enredos

El día que puedas salir a descubrir el mundo, hazlo con humildad. Y a tu regreso ve descalzo si es preciso, para sentir la tierra y sus entrañas y la desnudez de volver a ser…

A medida que pasan los años, he caído en la trampa de querer encontrarme en todo ese folklor, en retrospectiva, otra yo en el mismo lugar, viendo a la que fui desde la acera de enfrente. He vuelto a buscarme, donde he pasado la adolescencia y la niñez, donde me fui siendo una cosa, donde regreso siendo otra. El resultado da espanto: me he convertido en una intrusa en mi propio hábitat. Lo serán mis hijos también, y los hijos de ellos, que buscarán el rastro de la semilla quizás con reproche, o desde la aceptación de las decisiones de sus padres.

                                                                              …

Creo en la escritura como forma de liberación. Cuba es mi maleta perenne, un equipaje que llevo a todos lados.

Escribir me salva, el amor también.