Wifi

Sin conexión

Y entonces llega el wifi a mi vida, tal y como se esperaban las buenas noticias del cartero. Arrasa en unos días contra todos los pronósticos y hasta olvido cuestionarme dónde duerme el cable de fibra óptica en Cuba.

Y ahora confundo las esencias cotidianas y olvido de qué mundo soy y “asciendo” del Tercero al Primero, a ese mundo pionero donde habitan seres en la virtualidad. Incluso hasta intento creer que ETECSA nos pone En línea con el mundo, que esa frase es mucho más que un slogan y superior a una estrategia de mercado. Más, lo creo, me persuado,  pero efímeramente. Ya el cartero anunció que pronto volveré a ser como Gregorio Samsa.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *